POLENTA

Las más deliciosas recetas de polenta que quizás no conocías

Para este invierno, probá estas recetas con polenta que te salvan cualquier almuerzo.
miércoles, 6 de julio de 2022 · 09:41

Desde hace más de dos siglos, la polenta ha trascendido en la gastronomía como uno de los platos más elegidos en el invierno, por su amplia tolerancia, sus propiedades nutritivas y por provocar sensación de saciedad, además de ser uno de los ingredientes más fáciles de combinar.

Se sabe que la polenta con salsa es un clásico del invierno en este país, muy fácil de preparar y resulta ideal para esta época del año, pero ¿sabías que hay muchas otras formas de comer polenta, igual de deliciosas? Acá te lo contamos.

Polenta con estofado. Fuente: (Twitter).

Una buena opción para preparar polenta es la clásica polenta con queso: si llegás del trabajo, cansado y con hambre, lo mejor es hervir la polenta con caldo, agregar un poco de leche o queso crema, y colocar en cubitos o rallado todo el queso que quieras, podés usar diferentes tipos. Una alternativa fácil y rápida para salir del apuro, y degustar algo rico y saciador.

Sin embargo, hay muchas otras formas que tal vez no conocías: una de ellas es la polenta en croquetas, que se hacen con la harina ya cocida, huevos, condimentos y queso; luego se forman bolitas y se fríen en aceite. Además, es un excelente rebozador para milanesas de carne, pollo, berenjenas o soja o la que más te guste.

Pizza de polenta. Fuente: (Twitter).

También se sabe que muchos han optado por la harina de maíz para reemplazar a la de trigo, en preparaciones de repostería como bizcochuelos y budines. Si bien este ingrediente no genera el efecto tal de la harina leudante, queda igualmente esponjoso, húmedo y con un buen sabor. Además, al no contener gluten, resulta mucho más saludable y apto para todos.

Otra buena alternativa son los bastones o bombas de polenta, que se preparan bien condimentados o rellenos de queso: una buena entrada para cualquier comida. También, tenés la opción de las bruschettas, la clásica entrada de las mesas italianas: el secreto es usar la harina de maíz para hacer las tostadas, o la base.

Bastones de polenta. Fuente: (Twitter).

Otras buenas opciones son: la clásica receta de polenta con salsa de espinacas, medallones, budín de harina de maíz y vegetales, pizza de polenta con vegetales, ñoquis y la clásica torta de queso, usando como ingrediente base este multifacético ingrediente.

Bizcochuelo de polenta. Fuente: (Twitter).

Para tener en cuenta

La nutricionista Ivana Stinziani dio a conocer los múltiples beneficios y porqué recomienda añadir la polenta al menú diario: “Es fuente de hidratos de carbono complejos y se destacan minerales como magnesio, fósforo, selenio, y como todos los cereales, aporta particularmente vitaminas del grupo D”, explica.

“Este tipo de alimento como tal, así solito, ya sea harina de maíz o de quinoa, por ejemplo, no sirve ya que sigue siendo baja su calidad nutricional. Es por eso que se evalúa siempre con qué va combinado”, aconsejando, además, combinarla con más vegetales o carnes magras, en lo posible.

 

 

 

Otras Noticias